Alcolirycoz: Pura seducción de rap al desnudo

En 1999 el milenio vio su ocaso al tiempo que el rap colombiano, vio cómo amanecía el fruto prohibido de Aranjuez, los Alcolirycoz.

Siempre he descubierto en la escritura una terapia para descubrirme, pero también para estar presente en mundos que no son este. Cuando estaba pensando lo que quería contar sobre Alcorirycoz, me pregunté: ¿Cuál es el efecto secundario que provocan en mí estos tipos? Inmediato lo supe: seducción. Una ánimo emocionante que me impulsa a querer estar allí, en Aranjuez, en las esquinas de este barrio popular de Medellín, en la tienda de la doña donde la garrafa de «guaro» sale más barata, en el parque donde las sonrisas son gratis.

Y es que cuando Juan Carlos (Gambeta), Carlos Andrés (Kaztro) y Gustavo Adolfo (Fazeta) dieron a luz a Alcolirycoz, parece que un vórtice de lírica altamente seductora se hubiera abierto. El barrio encontraría a sus pregoneros; aquellos tres pelados que todo lo hacen rap porque lo aman, porque el rap es el género que grita la calle, es la manifestación que emerge como un fruto prohibido que te choca la realidad del mundo en la cara y sin censura.

Alcolirycoz es un «knockout» al desnudo. Es ese parche de Aranjuez que vive en la oscuridad de la ley y pone su alma sin vestiduras al servicio de la pasión del compositor. Es ese lado de la historia del que nadie quiere hablar, pero que te representa cuando sientes que el sonido te llega al corazón por el mismo torrente de las venas.

Más allá de lo que los grandes críticos de la música colombiana piensen, más allá de que Alcolirycoz se postulen como la nueva gran banda del país; AZ trascienden reinventando la forma en que el rap y el hip hop se cuentan. Justo en un momento en el que el país del Sagrado Corazón, busca la paz sin quererla tanto, en un momento en que la ironía parece ser el método de conexión más fuerte, en un escenario social donde lo macabro dejó de impresionar hace mucho tiempo.

Allí, en el foco de la luz principal, Alcolirycoz se descubre como una voz auténtica, que pregona las historias del barrio. Aquél en donde los pelados salen desde pequeños a rebuscarse la liga, donde las señoras esconden más de lo que cuentan y en donde Colombia florece desde lo más profundo de su raíz cultural y emerge como un golpe que me atrevo a decir, ha partido en dos la historia de la cultura popular colombiana.

En Podlease siempre la mejor información de la escena musical latinoamericana. ¡No olvides seguirnos en nuestras redes sociales!

SIGUE LEYENDO: ¿Qué instrumentos necesitas para hacer rap?

Conoce más artistas en: Artistas Podlease


Una respuesta a “Alcolirycoz: Pura seducción de rap al desnudo”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *